Presentamos el proyecto de cooperación Albufeira

El proyecto “Programa de evaluación de las masas de agua de las cuencas hidrográficas hispanoportuguesas”, que actualmente denominamos como Albufeira, está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) a través del Programa Interreg V-A España-Portugal (POCTEP).

Albufeira es un proyecto de ámbito territorial plurirregional, que abarca áreas de cooperación del Espacio POCTEP a lo largo de la frontera hispanoportuguesa, con ámbito de acción sobre las masas de agua fronterizas y transfronterizas en cuatro demarcaciones hidrográficas: Miño, Duero, Tajo y Guadiana.

El objetivo de este proyecto es avanzar en la implantación conjunta coordinada de la Directiva Marco del Agua entre España y Portugal, especialmente en lo relativo al seguimiento del estado de las masas de agua de las cuencas hidrográficas hispanoportuguesas y en la evaluación del impacto de las medidas que se desarrollen para la consecución de los objetivos medioambientales.

Como fin último se busca aprovechar plenamente el potencial económico y paisajístico de las zonas fronterizas y de los ríos ibéricos, por lo que ambos países se han comprometido a reforzar la cooperación en este terreno acometiendo estrategias transfronterizas coordinadas e integradoras, en una perspectiva de valorización económica y sostenible de los recursos, tomando como eslabones de unión las zonas fronterizas y los ríos Miño, Duero, Tajo y Guadiana.

Entre los objetivos específicos destacamos:

  • La mejora del conocimiento del estado o potencial ecológico de las masas de agua transfronteriza en base a criterios comunes que permita también la evaluación conjunta del grado de conservación de las especies y hábitats vinculados al medio acuático en dichas masas.
  • Mejorar la coordinación optimizar las metodologías de trabajo y los recursos disponibles por las administraciones implicadas en la gestión y planificación hidrológica, y mejorar las herramientas de gestión conjunta de los recursos naturales transfronterizos.
  • Dar a conocer y sensibilizar sobre la importancia de los recursos hídricos en el espacio transfronterizo como riqueza conjunta que es necesario proteger y aprovechar de forma sostenible.

Para alcanzar estos objetivos, el proyecto Albufeira realizará las siguientes actividades descritas a continuación.

La armonización de metodologías para el seguimiento del estado o potencial ecológico de las masas de agua.

Por medio de esta actividad se van a analizar las metodologías de seguimiento y evaluación del estado/potencial ecológico de las masas de agua utilizadas por ambos países, con el objetivo de identificar las discrepancias y eliminarlas.

Se partirá del trabajo previo realizado por el Grupo de Trabajo de Planificación Hidrológica de la CADC, en el que se ha avanzado en este sentido.

En el Proyecto Albufeira se desarrollará una metodología transfronteriza uniforme para medir y valorar los indicadores hidromorfológicos, físico-químicos y biológicos del estado/potencial ecológico de las masas de las categorías “río” (que incluye las masas muy modificadas embalses) y “aguas de transición”. Se prescinde de la evaluación del estado químico en el programa experimental, ya que en este aspecto hay muy pocas discrepancias.

En el caso de los ríos, los indicadores biológicos obligatorios son: fauna ictiológica (peces), fauna bentónica de invertebrados, macrófitos y fitobentos (diatomeas) y, en determinados ríos, fitoplancton.

En España se han establecido métricas, condiciones de referencia y límites de cambio de clase para todos los indicadores excepto la fauna ictiológica. Además, se han desarrollado nuevos índices que mejoran a los actuales que se validarán en el desarrollo del proyecto.

Portugal ha desarrollado métricas, condiciones de referencia y umbrales entre las diferentes clases para todos los elementos de calidad biológicos para la categoría río. En el 2º ciclo se emplearon los valores de corte entre clases aprobados en la Decisión de intercalibración de 2013. Para el 3er ciclo se emplearán los aprobados por la Decisión de 2018.

En ambos países, se ha justificado técnicamente frente a la Comisión la no utilización del indicador fitoplancton en estas masas.

Por ello, se pretenden llevar a cabo las siguientes acciones:

Grupo de trabajo transfronterizo para análisis de los procedimientos y herramientas existentes

Incluye la organización de varias sesiones de trabajo para el análisis y revisión de las tipologías de las masas de agua de las cuencas compartidas; la asignación de los tipos nacionales a los tipos comunes intercalibrados; los procedimientos, metodologías y herramientas que se utilizan por parte de los departamentos responsables del seguimiento y la evaluación del estado/potencial ecológico de las masas de agua.

En este grupo de trabajo transfronterizo participarán representantes de las Comisarías de Aguas de las 4 Confederaciones Hidrográficas españolas, como órganos responsables de esta actividad. El CEDEX aportará su conocimiento experto en investigación e innovación en materia de recursos hídricos y medio ambiente fluvial, así como en el diseño y desarrollo de protocolos e índices para la valoración del estado ecológico.

Por parte de Portugal, participan también las unidades centrales y regionales de APA, responsables de la monitorización de la calidad del agua. ISA e IPLeiria contribuirán con su respectivo conocimiento especializado en investigación e innovación en el campo de los recursos hídricos y la implementación de la DMA.

Desarrollo de protocolos y procedimientos conjuntos para la valoración del estado/potencial ecológico de las masas de agua.

Sobre los resultados del análisis realizado en el grupo de trabajo (acción 1.1), y una vez acordado el contenido y valores del procedimiento común, se encargará a un equipo técnico del APA y de la DGA la elaboración conjunta de un cuestionario de los índices y los protocolos de muestreo que se deban aplicar, así como las estaciones y los puntos de control seleccionados para poner en marcha el plan experimental por medio de la actividad desarrollada en el siguiente epígrafe.

Los protocolos de muestreo conjunto permitirán obtener los datos necesarios para poder calcular los índices de los dos países.

Una vez concretados los índices, valores de referencia, protocolos y procedimientos se elaborará un borrador del Documento “metodología conjunta para seguimiento del estado o potencial ecológico de las masas de agua río y transición compartidas”.

Este documento se presentará en reunión a la CADC y al Grupo de Trabajo de Planificación Hidrológica, quien propondrá las modificaciones que considere oportunas. Posteriormente, y tras recoger estas aportaciones, se presentará en sesión plenaria de la CADC para su aprobación definitiva.

El seguimiento del estado o potencial ecológico de las masas de agua para la valoración conjunta.

Por medio de esta actividad se pondrá en marcha a modo de plan experimental piloto de validación de la metodología y protocolos desarrollados por medio de la actividad anterior.

Se partirá de las redes y equipos existentes tanto por la Agencia Portuguesa del Ambiente como por las Confederaciones Hidrográficas españolas en sus programas de seguimiento y control, así como sus bases de datos.

En estas se llevan recogiendo desde hace años información hidrológica y datos del comportamiento de los distintos ríos principales y afluentes que componen las cuencas hidrográficas.

En España se cuenta con la Base de Datos NABIA, compuesta por una serie de programas de seguimiento, que evalúan el estado/potencial de las masas con diferente periodicidad e intensidad. Los programas de seguimiento más importantes puestos en marcha por las confederaciones hidrográficas españolas para las aguas superficiales son los siguientes: control de vigilancia; control operativo; control de zonas protegidas (directiva hábitats/especies, de zonas sensibles, de aguas de baño, de abastecimiento, de producción de moluscos), control OSPAR; control de investigación.

En el caso de Portugal, existen en estas masas de agua los tipos de programas de monitorización: vigilancia, operativo, control de zonas protegidas (de zonas sensibles, de aguas de baño, de abastecimiento, de producción de moluscos), control OSPAR; y control de investigación.

 

La mejora de la integración de los objetivos ambientales de la Directiva Marco del Agua y la Directiva Hábitats.

Por medio de esta actividad se busca integrar las exigencias de la Directiva Hábitats, relativa a la protección de los tipos de hábitat de interés comunitario y sus especies, con la Directiva Marco del Agua, para su aplicación de forma común por parte de ambos Estados en lo que compete en la gestión de las masas de agua de las cuencas transfronterizas.

Las dos directivas tienen similares objetivos de protección del medio ambiente y de rehabilitación ambiental, pero difieren en su filosofía. La DMA pretende garantizar el buen estado o potencial ecológico de las masas de agua, basado en diferentes indicadores físico-químicos, hidromorfológicos y biológicos, y suponiendo que la retirada de las presiones ambientales garantizan la salud del ecosistema (sus componentes y funciones ecológicas).

La Red Natura 2000 está compuesta por áreas consideradas sensibles, porque en ellas hay hábitats característicos por vegetación, y en los que hay determinadas especies de valor para la conservación, que deben ser protegidas. Aunque esta protección incluye muchas de las acciones de la DMA, se dirige a especies y hábitats, generalmente poco abundantes y no al ecosistema. Aunque el buen estado ecológico de los ecosistemas permite en general que se conserven las especies y especialmente los hábitats de la Red Natura 2000, pueden existir condicionantes externos a los procesos de actuación de la DMA que necesitan ser considerados.

 

La sensibilización sobre cooperación en cuencas hidrográficas compartidas.

Esta acción se dirige a potenciar el conocimiento y la sensibilización sobre la importancia de los recursos hídricos en el espacio transfronterizo como riqueza conjunta que es necesario proteger y aprovechar de forma sostenible, en línea con el Convenio de Albufeira firmado por el gobierno español y portugués.

Se enfocará a determinados grupos destinatarios diferenciados, de forma que se abarquen distintas partes interesadas que intervienen de una u otra manera, así como a la propia población residente en el territorio donde se encuentran las masas de agua compartidas. Se distinguen como principales grupos a los que irán enfocadas las acciones los siguientes:

  • los equipos que intervienen en las entidades públicas y privadas vinculados con la conservación y aprovechamiento del agua en las masas ámbito de actuación.
  • la comunidad científica y expertos en la materia relacionada con las cuencas hidrográficas y los ecosistemas vinculados a las mismas.
  • población local y sociedad en general.